Escudo emocional. Introducción a la terapia con realidad virtual para la prevención de respuesta

Expresiones tales como “prevención de respuesta” o “entrenamiento en recursos personales ante el estrés” están muy presentes en manuales o programas de intervención en psicoterapia. Con este breve artículo, vamos a intentar explicar en qué consisten y para qué sirven.

La prevención de respuesta se caracteriza por ser un conjunto de herramientas, que tienen como finalidad, mantener el equilibrio físico y emocional de la persona ante la aparición de estímulos estresantes negativos. Por ejemplo, imagínate que tienes una reunión importante o debes mantener una conversación que te incomoda mucho, y ya solo de pensarlo, te pones muy nervios@! Pues bien, a través del uso adecuado de estas técnicas, nos facilitará tener bajo control nuestros niveles de ansiedad, que nos provocan determinadas situaciones desagradables o difíciles.

Para ello, la realidad virtual ofrece toda una serie de escenarios cuyo objetivo es ayudarnos a crear “nuestro propio escudo emocional”. Se emplean diferentes “escenarios virtuales” que tienen como denominador común, provocar en la persona una respuesta rápida de bienestar que, tras un adecuado entrenamiento, nos ayudan a autorregularnos, siendo una herramienta eficaz para la gestión del estrés.

 

RESPIRACIÓN

El primer ejercicio básico que debemos controlar es la respiración. Existen diferentes métodos y sistemas para ejercitarla, con pautas establecidas, las cuales tienen en común una determinada secuencia de inhalación y exhalación de aire (en segundos). Para aumentar la eficacia, es necesario adaptar la técnica a la persona, buscando la secuencia óptima para su bienestar.

Para ello, empleamos diferentes tipos de entrenamiento virtuales, para lograr un mayor nivel de concentración en la respiración y de capacidad de relajación. Para valorar la efectividad, utilizamos varios criterios, un primer criterio basado en las sensaciones subjetivas que manifiesta el paciente, que desde el propio escenario de realidad virtual puede comunicarse con el técnico indicando su grado de estrés o relajación. El segundo criterio, que puede aportarnos datos objetivos y actuar de feedback fisiológico es el referido a la medición de tres marcadores de estrés (conductancia de la piel, temperatura corporal y la variabilidad de la frecuencia cardíaca). Estas mediciones no forman parte de la terapia de realidad virtual y hablaremos de este enfoque basado en el biofeedback en próximos artículos. El análisis de ambos criterios nos aportará la información necesaria para elaborar un programa de entrenamiento de respiración adaptado a la persona.

TOMA DE CONCIENCIA CORPORAL

Cuando estamos estresados, con ansiedad, nuestro cuerpo nos habla, pero en muchas ocasiones no le hacemos caso, dificultando nuestros intentos de mantener la calma. Tomar conciencia del estado corporal, nos puede ayudar a detectar las diferentes señales que el sistema nervioso envía cuando está presente un desequilibrio emocional (miedo, ansiedad…)

Prestarnos atención, hacer que ese momento sea solo nuestro, reconocer cada una de las sensaciones corporales, sentir como está nuestro cuerpo, favorece la unión mente y cuerpo, ayudándonos a controlar el estrés.

La realidad virtual nos sumerge en una experiencia visual y auditiva que, de manera guiada, nos ayudará a concentrar nuestra atención en las distintas zonas de nuestro cuerpo, eliminando tensiones y corrigiendo posturas producidas por el estrés.

 

David Mateo

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *